Una arritmia es una alteración del ritmo cardíaco, es decir, de la frecuencia normal de los latidos del corazón.

 

Los latidos del corazón ocurren como consecuencia de impulsos eléctricos que hacen que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada, sincrónica y rítmica.

 

Las arritmias cardíacas aparecen por alguno de estos tres motivos:

  • El impulso eléctrico no se genera adecuadamente.
  • El impulso eléctrico se origina en un sitio erróneo.
  • Los caminos para la conducción eléctrica están alterados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante una arritmia el corazón puede latir muy rápidamente, demasiado despacio o de manera irregular.

La cantidad de latidos por minutos, osea la frecuencia cardíaca, puede clasificarse como:

 

  • Bradicardia, una frecuencia más lenta del promedio (frecuencia por debajo de los 60 lpm).
  • Taquicardia, frecuencia cardíaca más rápida del promedio (frecuencia superior a los 100 lpm).

 

En ciertos casos, la arritmia puede empeorar la calidad de vida y hasta poner en riesgo la vida del paciente, por lo que puede ser necesario implantar un dispositivo. Siempre por indicación de un CardiologoElectrofisiólogo.

Según la patología del paciente, se implantará el dispositivo correspondiente.

Arritmias

gallery/img-1-arritmia